Este servicio lo ofrecemos para grandes empresas que quieren brindarle a sus empleados la opción de contar con un refrigerio sin tener que perder tiempo y dejar su puesto de trabajo.

La distribución de los productos se realiza con un carrito, y se pacta con la empresa la frecuencia de los recorridos diarios.

Los productos son seleccionados según los requisitos del cliente, entre ellos de suelen distribuir gaseosas, aguas saborizadas, jugos, café, té, medialunas, budines, galletitas, caramelos y pastillas, chocolates y chicles, entre otros.